Mi Mascota

Conoce un poco sobre el Gato Egipcio o Gato Esfinge

Los gastos egipcios han estado rodeado de prejuicios desde su aparición debido al desconocimiento generalizado que existe sobre su origen y sobre todo, de sus cualidades.

Estos gatos tienden a ser afectuosos, curiosos, inteligentes y sumamente vivaces, son estupendos compañeros y muy buenos con su familias con niños y otras mascotas. Comparten junto a los gatos Peterbald, de San Petesburgo – Rusia, y el Don Sphynx, también de origen ruso, el título de ser tres razas “peladas”, aunque son muy diferentes entre sí.

Esta apariencia en el Gato Esfinge, es fruto de una mutación genética espontánea de tipo recesivo, que ocurrió en Canadá en la década de los 60. Posteriormente, una serie de científicos, se propusieron mantener el tipo y estructura conformando la primera raza de gato sin pelo que se conoce como “El Gato Esfinge o Sphynx”.

El gato esfinge es una raza muy particular y por eso también requiere cuidados específicos que le brinden un estado de salud óptimo. Precisa una alimentación distinta a la de la inmensa mayoría de razas felinas. Al carecer de un manto espeso (están cubiertos por un vello muy corto, casi indetectable a la vista y al tacto), tienen un sistema termorregular más complejo que las otras razas.

La ausencia de bigote no le impide ser un magnifico cazador de roedores como cualquier otro felino. Su cuerpo es mediano, su peso oscila entre los 3.5 y 5 kilos, posee un abdomen redondeado y una apariencia musculosa. Su cabeza es de tamaño medio, frente plana, pórmulos prominentes y hocico redondeado. Sus orejas son grandes, anchas en la base y abiertas, carentes totalmente de pelo en su interior. Sus ojos son como un limón redondeado, inclinados hacia la artista exterior del oído y el color suele ser entre verde y el avellana. El largo de la cola es proporcional al cuerpo.

Son gatos muy caseros, astutos y muy curiosos. Para iniciar con los cuidados de un gato sphynx o esfinge, buscaremos en el mercado alimentos balanceados específicos para gatos esfinge, los cuales están elaborados para todas las exigentes necesidades nutricionales del gato sphynx, que precisa más proteínas y grasas en su udieta que las razas de gatos con pelo.

Es importante acudir al veterinario cada 6 o 12 meses para detectar de forma pronta cualquier enfermedad y comprobar que su estado de salud es el apropiado. Además, el veterinario nos ayudará a seguir de forma correcta el calendario de vacunación y la desparasitación de nuestro gato sphynx.

Deja un comentario


Revista ePets © - Todos los derechos reservados - COPYRIGHT © 2014 Editorial Ave Fénix 2014 C.A. Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Editorial Ave Fénix S.A.
Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular. RIF: J-29914674-9
Desarrollado por Inteldes