Curiosidades Evets

Pulga, saltos indeseados

A pesar de su diminuto tamaño, son los ectoparásitos más perjudiciales y molestos en las mascotas. Si no tienes cuidado las pulgas pueden transmitir enfermedades como el tifus, peste negra o bubónica.

Son parásitos externos que viven del líquido vital, la sangre, del huésped al que invaden. Existe un mito de que pueden saltar hasta doscientas veces su tamaño, pero en realidad llegan solo hasta los treinta y ocho, algo que de igual manera es impresionante para un animal con estas dimensiones (de 1.5 a 3.3 mm de largo).

Cuentan con un mecanismo bucal de tubos especialmente adaptado para poder alimentarse. Son de color marrón oscuros, no tienen alas, pero muchas veces pueden hacerte pensar que tienen la facultad de teletrasportarse, esto gracias a que la naturaleza las dotó con patas traseras propulsoras que le facilita brincar de un lugar a otro, pudiendo entonces trasladarse de un perro a otro sin mayor dificultad.

Ciclo de vida

Son huéspedes temporales, algunos médicos veterinarios informan que estos molestos parásitos suben una vez al día al cuerpo del perro o gato, para alimentarse, hacer la digestión y defecar.

Es completamente normal observar a tu perro rascarse y que no consigas al culpable cuando lo revisas, esto es porque ya el huésped indeseado realizó su trabajo y volvió al suelo.

Para evitar ciertas afecciones en tu mascota como, por ejemplo, parasitosis por pulgas debes saber cuáles son las formas de combatir a estos visitantes indeseados.

¿Cómo combatirlas?

En el mercado existen distintas productos y marcas que ofrecen resultados excelentes, pero siempre debes consultar con tu médico veterinario de confianza para mayor asesoría al respecto.

  • Pipeta o ampolla antipulgas

Este producto se coloca en la parte dorsal del perro, desde la cabeza hasta el final de la columna o principio de la extensión de esta, es decir, la cola. Cada pipeta tiene una duración residual de 30 días.

  • Collares

Son efectivos, pero no tanto como las pipetas o el spray. Están hechos de goma, rociados con el producto antipulgas que se activa con el calor de la mascota, esparciéndose por el cuerpo de este.

  • Remedios caseros

Sirven solo como repelentes, no las exterminan; vinagre de manzana, sal en lugares de la casa o el limón son alguno de ellos, pero no las eliminan completamente como los productos especializados.

La aspiradora es un gran aliado después de una limpieza profunda.

Es importante que ante estas visitas indeseadas no desesperes, llévalo a consulta, limpia bien la casa y lugares comunes dónde tu mascota más disfrute y, por supuesto, llama al veterinario.

Deja un comentario


Revista ePets © - Todos los derechos reservados - COPYRIGHT © 2014 Editorial Ave Fénix 2014 C.A. Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Editorial Ave Fénix S.A.
Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular. RIF: J-29914674-9
Desarrollado por Inteldes