Mi Mascota

Adiestrador, cómo elegir al correcto

Hacer de peludo amigo un can educado es una labor en la que puedes apoyarte en un profesional. Dar con el entrenador canino ideal para tu mascota es una tarea que debes asumir con responsabilidad, ya que de ello dependerá el bienestar psicológico de ambos, inclusive.

Tu compañero de vida también necesita entrenamiento y no todos los adiestradores son lo que dicen ser. Quizá debido a que César Millán, por ejemplo, y otras estrellas mediáticas hacen que lo difícil parezca fácil, algunas personas se aventuran a entrenar a un perro sin la preparación adecuada.

Es completamente normal tratar de contactar a un entrenador canino cuando tu perro presenta problemas de conducta, pero lo más recomendable es acudir a un profesional apenas el cachorro llega a tu hogar, para que te pueda asesorar tanto en la selección de la raza, inclusive, en el proceso de adopción.

La mayoría de los perros no logran sincronizar con todas las familias, y viceversa, sin importar que en el pasado hayamos tenido otros perros, ya que cada uno es un ser particular y diferente.

De esta manera, nos darán las pautas adecuadas para que ese nuevo miembro de la familia se convierta en un perro equilibrado.

Te facilitamos algunas preguntas que puedes hacerle a un entrenador canino antes de contratar sus servicios:

¿Cuál es su formación académica en el campo de entrenamiento de perros y comportamiento canino?

Haber visto la colección completa del “encantador de perros” o videos en YouTube no está ni cerca de ser suficiente, más bien por el contrario, pueden llegar a aplicar la “técnica” inadecuada.

El entrenador canino idóneo debe ser alguien que haya tomado cursos, seminarios, estudios práctico teóricos y entrenar en el exterior, con profesionales en la materia y en escuelas reconocidas.

¿Piensa realizar algún curso de actualización en su área?

Esta pregunta nos dará una idea de la planificación a corto y mediano plazo de un profesional que se dedica, en formación y labor diaria, a comunicarse con seres vivos de otra especie, a enseñarles comportamientos específicos y a modificar malos hábitos.

Nunca se sabe lo suficiente. Todos los días alguien en algún lugar del mundo encuentra una vacuna para alguna enfermedad, por tal motivo hay que ser abierto de mente, humilde y ávido de conocimientos, para aprender cada día un poquito más.

¿Qué tan rápido enseñas?

Esta es una pregunta trampa ideal para ahorrar tiempo. Sirve para detectar y descartar a los que siguen el “método milagro”. Un perro no es una máquina, no todos los perros son iguales y ningún entrenador es mago.

Hay que tener paciencia y constancia para aplicar la diversidad de métodos o planes para resolver cualquier problema que se pueda plantear con cada alumno. Como propietario debes aprender a educar diariamente a tu mejor amigo.

Es crucial que te sientas a gusto con el entrenador y el grupo de trabajo. De tu actitud como dueño durante el entrenamiento dependerá la disposición de tu perrito en cada clase.

¿A domicilio o en un centro? ¿Lo pueden hacer por mí?

Lo más recomendado para educar integralmente a tu perro será un sitio donde estén otros canes estables o en formación, con dueños responsables y con criterio consistente. Debes pensar un poco más en pro de la mascota y no solo en tu comodidad.

Toma tiempo de llevarlo a un sitio para que, aparte de entrenarlo en comandos específicos, aprenda la manera correcta de socializar con sus congéneres, jugar, conocer nuevos sitios, aromas, superficies, estímulos, etc. A este proceso se le conoce como endurecimiento psicológico y es la clave para el óptimo desarrollo físico y mental de nuestro mejor amigo.

Eres tú el punto de referencia principal de tu perro, por lo que eres quien debe aprender a educarlo. Cualquier cosa que haga el adiestrador con tu mascota, debe hacerlo frente a ti para que de esta manera puedas entender, aprender y ejecutarlo en casa.

Quien debe aprender eres tú

De nada sirve que un entrenador calificado trabaje con tu perro, si olvidas sus consejos y haces lo contrario cuando llegas a casa, esto acarreará confusión en tu mascota perjudicando su salud mental.


Revista ePets © - Todos los derechos reservados - COPYRIGHT © 2014 Editorial Ave Fénix 2014 C.A. Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Editorial Ave Fénix S.A.
Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular. RIF: J-29914674-9
Desarrollado por Inteldes