Curiosidades Fauna

Tiburón anguila, primitivo y abismal

Recientemente, en Portugal, pescadores atraparon en sus redes una criatura de aspecto extraño y prehistórico. Hoy traemos información acerca de esta misterioso y primitivo ser.

Este tipo de tiburón casi nunca se ha observado, es un pez que, a menudo, es llamado “fósil viviente”, debido a sus características primitivas y comportamiento críptido.

Literalmente, esta criatura es una trampa para osos en la boca de un tiburón que parece una anguila y atrapa a sus presas con ataques de serpiente

El tiburón anguila, tiburón de gorguera o clámide (Chlamydoselachus anguineus) es una de las dos especies de tiburones de la familia Chlamydoselachidae (japonés y africano) que aún existen. Este relicto se encuentra distribuido ampliamente en los océanos Pacífico y Atlántico, puede alcanzar una longitud de cuatro metros y posee un color marrón oscuro.

El tiburón anguila captura a sus presas doblando su cuerpo y lanzándose hacia adelante como una serpiente. Las mandíbulas largas, extremadamente flexibles, pueden tragar grandes presas, mientras que el número de filas de pequeños dientes como agujas evitan la fuga. Se alimenta principalmente de cefalópodos (sepias, calamares, pulpos, nautilus y demás exquisiteces) al tiempo que consumen peces óseos y otros tiburones.

Es un animal de aguas profundas (1.500 metros), pero en ocasiones son capturados accidentalmente por pesqueros comerciales, cuando se encuentran relativamente cerca de la superficie, entre 50 y 200 metros.

No tienen época de reproducción específica, pero se sabe que el tiempo de gestación del tiburón anguila es de tres años y medio aproximadamente (el más largo entre cualquiera de los vertebrados). El número de crías oscila entre dos a 15 individuos.

Según investigadores y científicos, se sabe que son animales vivíparos placentarios, es decir, los embriones salen de sus cápsulas de huevos dentro del útero de la madre y allí se mantienen largo plazo, alimentándose de la yema del huevo y, muy posiblemente, practiquen la ovofagia y el canibalismo cuando se les agota su alimento principal, tal y como hacen tiburones de las mismas especies (ovovivíparas).

Esta práctica de canibalismo puede fomentar embriones más grandes o prepararlos para un estilo de vida predador; una vez estén desarrollados completamente saldrán al exterior para valerse por sí mismos.

 


Revista ePets © - Todos los derechos reservados - COPYRIGHT © 2014 Editorial Ave Fénix 2014 C.A. Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Editorial Ave Fénix S.A.
Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular. RIF: J-29914674-9
Desarrollado por Inteldes