Evets

Huesitos sanos y fuertes

La experiencia, vocación, estudio y profesionalismo son las características de quienes a diario tienen el quehacer de salvar vidas, en este caso la de tus mascotas; cuando estos sufren alguna malformación ósea o cuando, por infortunio, son víctimas de algún accidente, son los médicos traumatólogos quienes pueden solucionar el problema.

La traumatología veterinaria se caracteriza por atender las patologías ortopédicas, tratamientos quirúrgicos y artroscópicos de tu mascota. Sin embargo, en Venezuela, como se ha dicho en otras ocasiones, los institutos de especialidades veterinarias no existen, por lo que el camino hacia la especialización es algo personal y autoexigente del médico, no obstante, el beneficio que le dan a los pequeños animales hace que todo valga la pena.

El médico veterinario Pedro Avilán tiene una amplísima experiencia en esta área, aunque no es traumatólogo certificado, tiene un largo recorrido en traumatología y ortopedia de pequeños animales, particularmente ha realizado investigaciones en la estabilización de fracturas con fijación esquelética externa. Su perspectiva de esta especialización es que requiere de mucha formación y conocimiento. “Su encanto radica en que ninguna fractura es igual a la otra y cada una de ellas es un reto; lograr la función de un miembro o de una articulación es su objetivo primordial, pero demanda experiencia, análisis y mucha paciencia”, relata con mucha pasión.

Pese a las necesidades que tiene el país de médicos veterinarios especializados, hay muchos quienes se han tenido que adaptar para poder brindar atención a estos animalitos y el Dr. Avilán es uno de los casos más emblemáticos. Su experiencia le ha permitido determinar que las patologías de mayor incidencia son las fracturas, en particular las que afectan huesos largos, y así también las lesiones ortopédicas del desarrollo en articulaciones, como la displasia de cadera, luxación congénita de las rotulas o la rotura del ligamento cruzado craneal.

Evidentemente, hay casos más complicados que otros, por ejemplo, señala Avilán: “Todos aquellos que, por su complejidad quirúrgica (polifracturas) o demanda de la técnica (fracturas vertebrales), puedan comprometer la vida o una función adecuada que le permita estar estable, siempre serán motivo de alarma”. Durante toda su carrera, ha tenido que atender casos muy complicados, particularmente aquellas fracturas que han reparado en forma viciosa (mala unión) o cuando es necesario realinear el eje del hueso (corrección de deformidades angulares), y peor aún, cuando las fracturas están contaminadas con bacterias (osteomielitis).

Por otro lado, hay patologías ortopédicas, como fracturas y luxaciones, provocadas por caídas desde alturas o golpes contundentes, que normalmente no representan un real peligro de muerte para el paciente, en este caso, con el tratamiento adecuado y oportuno, este podrá sanar y tener calidad de vida.

Una vez que nuestra mascota ha pasado una etapa post traumática, es necesario dar el mayor apoyo posible, para que su recuperación sea exitosa y rápida; todo dependerá de los cuidados que le demos. Los expertos en la materia recomiendan seguir los siguientes pasos:

  • Administrar los medicamentos indicados por el veterinario de forma rigurosa.
  • Cuidar de la herida constantemente para evitar infecciones.
  • Evitar exceso de actividad, cumpliendo el reposo y restricciones indicadas.
  • Atender las visitas al veterinario para verificar la evolución del caso, retiro de puntos, controles radiográficos, etc.

Agradecimiento : M.V. Pedro Ávilan


Revista ePets © - Todos los derechos reservados - COPYRIGHT © 2014 Editorial Ave Fénix 2014 C.A. Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Editorial Ave Fénix S.A.
Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular. RIF: J-29914674-9
Desarrollado por Inteldes